>
 

República de Irlanda

Para diferenciarla de Irlanda del Norte, la República de Irlanda es uno de los veintisiete estados soberanos que forman la Unión Europea, que ocupa la mayor parte de la isla homónima. Su capital es Dublín, situada en el este de la isla. El país tiene una única frontera terrestre, con Irlanda del Norte, como fue mencionado, una de las naciones constitutivas del Reino Unido. La isla está rodeada por el océano Atlántico y tiene el mar Céltico al sur, el canal de San Jorge al sureste y el mar de Irlanda al este. Es una república parlamentaria con un presidente electo que ejerce de jefe de Estado. El jefe del gobierno, el Taoiseach, es nombrado por la Cámara Baja del Parlamento, la Dáil Éireann.

MAPA DE REP DE IRLANDA.jpg

Cómo llegar a Irlanda

Avión: Aeropuerto de Dublín Situado justo a las afueras de Dublín, es el aeropuerto nacional de la República de Irlanda y presta servicio a las principales aerolíneas de todo el mundo; Aeropuerto de Shannonl :es el segundo aeropuerto con más tránsito de Irlanda y es un importante centro de conexiones para vuelos internacionales. Es  una excelente parada para aquellos que se dirigen a la costa occidental de Irlanda y a la Ruta costera del Atlántico;  Aeropuerto de Cork: está ubicado justo al sur de la ciudad, aproximadamente a 20 minutos en coche. Desde este punto, podrás viajar a las espectaculares costas del oeste de Cork y Kerry en la Ruta Costera del Atlántico; Aeropuerto de Kerry: el más cercano a la famosa ruta del Anillo de Kerry, es una instalación pequeña que ofrece un número limitado de vuelos al día; Aeropuerto de Donegal:  ubicado en Carrickfinn, en la costa oeste del condado de Donegal, lo han votado como el aeropuerto más bonito del mundo; el aterrizaje en la pintoresca pista del aeropuerto de Donegal es una experiencia que no olvidarás fácilmente.

 

Por mar: los ferris pueden ser la forma ideal de visitar la isla, ya que te permiten traer tu coche para recorrer Irlanda por carretera, mientras que los cruceros pueden llevarte a Irlanda desde cualquier parte del mundo. Dublin Ferryport: está situado a dos kilómetros del centro de la animada capital de Irlanda, y es accesible desde la red de carreteras y ferroviaria de Irlanda. Puerto de Cork: también conocido como puerto de ferry de Ringaskiddy, está situado en la costa sur a unos 30 minutos en coche de la ciudad de Cork y 25 minutos del aeropuerto de Cork. También tiene una terminal de cruceros exclusiva en Cobh, donde los transatlánticos de lujo hacen escala a diario. Puerto de ferry de Rosslare: está situado en la esquina sureste de Irlanda y ofrece fácil acceso a las regiones central, sur y suroeste de Irlanda.

 

Ómnibus: algunos ofrecen transporte directo a los pueblos y ciudades de la isla, mientras que otros te llevan al centro de la ciudad de Dublín, desde donde puedes optar a un abanico más amplio de opciones de viaje. En Dublín puedes obtener la Leap Card que  es una tarjeta  prepaga que te permite viajar en todos los autobuses/tren/tranvía de Dublin durante 72 horas (3 días) desde la primera vez que la usas.

Qué ver en la Repùblica de Irlanda

Dublín

Es una de las ciudades más visitadas de Europa y una de las más conocidas. Si bien en la ciudad hay muchos puntos importantes que no debes perderte  te recomiendo que le dediques unas horas a caminar por sus calles, una de las mejores formas de conocer y disfrutar de una de las ciudades que mejor sabor te dejarán. La capital de Irlanda además de su centro histórico se destaca por sus museos, monumentos, parques, pubs y calles, que te permiten conocer mejor la historia de la ciudad y disfrutar de su buen ambiente.

irl sur dublin.jpg

Trinity College

El Trinity College es la universidad más antigua de Irlanda. Fundada por la reina Isabel I en 1592, además de su extenso campus, impresiona sobre todo por su biblioteca. La larga sala principal de la biblioteca con sus estanterías de madera repletas de libros y manuscritos de todas las épocas es una maravilla, aunque la joya más preciada del edificio es el Libro de Kells del siglo IX, realizado por monjes celtas y que contiene los 4 Evangelios del Nuevo Testamento.

irl sur trinity college.webp

Temple Bar

Está en  uno de los barrios más antiguos, clásicos y con más ambiente, sobre todo cuando llega el atardecer a Dublín. Es el pub irlandés más famoso de la capital. Se encuentra en el centro de la ciudad y  donde hay más concentración de pubs, restaurantes y vida nocturna en los que puedes escuchar música en directo, lo que lo  convierte en uno de los sitios más visitados de la ciudad. Si puedes visitarlo, pasarás un rato genial con una cerveza Guinness en la mano y escuchando música en directo.

irl sur temple bar.jpg

Grafton Street

Es una de las calles más famosas de Dublín, junto O’Connell Street. Esta calle peatonal situada en pleno centro entre el Parque de Saint Stephen’s Green y Trinity College, es perfecta para ir de compras y ver artistas callejeros. En la calle también hay varios pubs y cafés históricos y los domingos también podrás encontrar varios puestos de flores, haciendo del lugar un ambiente muy especial. Un lugar famoso de la calle es  la estatua de bronce de Molly Mallon, una vendedora ambulante que empuja un carro de pescado y marisco.

irl sur grafton-street.jpg

O’Connell Street

Es la calle principal y otro de los imprescindibles que visitar en Dublín. Es una de las avenidas más anchas de Europa y siempre está repleta de gente, ya sea comprando o yendo al trabajo. En la avenida hay varias estatuas importantes, entre ellas destaca la del líder nacionalista Daniel O´Connell, que da nombre a la calle. La Oficina de Correos de 1818 es otro de los lugares que merece la pena conocer, aunque el monumento más famoso es The Spire, una aguja de 120 metros de alto.

irl sur oconnell-street.jpg

Guinness Storehouse

La fábrica y almacén de la cerveza Guinness es el templo para los amantes de la cerveza donde  podrás aprender todos los pasos para la elaboración de su famosa cerveza negra de fama mundial. El recorrido por el edificio transcurre por sus 7 plantas y en la última se sitúa el Gravity Bar, en el que te puedes tomar una pinta de cerveza negra bien fresca, con una de las mejores vistas de Dublín.
 

Catedral de San Patricio

Es la iglesia más grande de Irlanda y está dedicada al patrón de Irlanda. Sus orígenes se remontan al siglo V siendo una pequeña iglesia de madera que siglos después se transformó en una más grande de piedra. La iglesia de estilo gótico con un gran campanario se destaca por su recargado interior, llena de esculturas y decoraciones. Merece la pena detenerse en la pila bautismal que se conserva de la época medieval.

irl sur guinness-storehouse.jpg
irl sur catedral de san patricio.jpg

Parque de Saint Stephen’s Green

Dublín tiene varios y bonitos parques, como el parque de Saint Stephen’s Green, situado al principio de Grafton Street que te permite desconectar de la ciudad, relajarte o hacer un picnic.
De estilo victoriano tiene un bonito lago lleno de cisnes, patos y gaviotas. En verano si tienes suerte podrás ver alguna obra de teatro al aire libre. Muy cerca de Saint Stephen’s Green se encuentra el Parque de Merrion Square rodeado de casas históricas y con la famosa escultura de Oscar Wilde en una de sus esquinas.

irl sur parque-saint-stephens-green.jpg

Castillo de Dublín

Este castillo ha sido también residencia real, fortaleza militar y sede del Tribunal de Justicia Irlandés desde que los ingleses administraban Irlanda durante su ocupación. Una buena forma de visitarlo es reservando el tour misterios y leyendas de Dublín, uno de los mejor valorados por los viajeros, en el que un guía en español te irá contando las leyendas y sucesos reales trágicos que han sucedido en varios puntos de la ciudad. 

irl sur castillo-dublin.jpg

Wicklow

Es el condado más colorido, hermoso y verde de Irlanda. Se dice que el aire puro de la zona hace que sus habitantes sean los más longevos del país. Se encuentra a unos 50 kilómetros de Dublín y ya desde la salida de la capital te adentrarás en esta bella campiña irlandesa. A mitad del camino se encuentra la mansión neoclásica de Powerscourt donde podrás pasear por sus impresionantes jardines y el curioso cementerio de mascotas. Cerca está el valle de Glendalough, donde se encuentra un monasterio celta del siglo VI y donde podrás recorrer  sus iglesias, torres y cruces haciendo un repaso a su época de esplendor previa a la invasión vikinga.

irl sur wicklow.webp

Condado de Donegal

Una remota zona salvaje que marca el límite noroccidental de la ruta costera del Atlántico. Ubicada en el noroeste de la isla, la estrella aquí es la naturaleza: desde los muros verticales de granito en Slieve League, unos de los acantilados marinos más altos de Europa, hasta la danza de la aurora boreal en los cielos despejados de invierno. Pero entre la vibrante comunidad gaélico-parlante encontrarás mucha calidez y buen humor

irl sur condado de donnegal.jpg

Cabo Malin 

Está en la misma punta de la península de Inishowen, el punto más al norte de toda Irlanda. A lo largo de millones de años, el salvaje Atlántico ha esculpido impresionantes grietas en este escarpado cabo, como Hell's Hole ("agujero del infierno"), una cavidad larga, profunda y estrecha en la que las olas se arremolinan y rugen. A unos 16 km al norte del pueblo de Malin se encuentra Banba's Crown ("corona de Banba"), desde donde hay unas magníficas vistas panorámicas. Banba fue una de las reinas de la mitología irlandesa

irl sur cabo malin.jpg

Costa de la Bahías

La ruta costera del Atlántico vuela hacia el sur bordeando enormes bahías. Dicen que la más grande de todas ellas, la bahía de Clew, tiene hasta 365 isletas e islas, una por cada día del año. En Connemara, tierra y agua se juntan en una intrincada costa llena de lagos, calas, islas y turberas. También hay historia y cultura: la elegante Westport House, de estilo georgiano; el bastión de la legendaria reina pirata Grace O’Malley en la isla de Clare y la turbera de Derrigimlagh en Connemara, donde aterrizó el primer vuelo transatlántico del mundo.

irl%20sur%20ClewBayOctober2007_edited.jp

Castillo de Dunguaire

Se encuentra un poco antes de llegar a Galway  encaramado sobre un afloramiento rocoso con vistas hacia la bahía de Galway siendo la estrella en un millón de fotos. Esta escarpada y romántica torre del siglo XVI está justo a las afueras del precioso pueblo de Kinvara. A principios del siglo XX era el lugar de encuentro de algunos de los mejores escritores de Irlanda, como WB Yeats, George Bernard Shaw y JM Synge. La fortaleza está abierta para las visitas sólo  entre los meses de abril a octubre.

irl sur castillo de Dunguaire-Castle_Sma

Burren

Ubicado en el pequeño pueblo pintoresco de Ballyvaughan es el lugar perfecto para empezar a explorar uno de los paisajes más increíbles de Irlanda formando parte del Geoparque de la UNESCO. Aquí las rocas de color gris profundo bajan hasta el mismo océano Atlántico y recorrer un sendero a pie desde el pueblo es una forma estupenda de vivir la experiencia de esta región de cerca. En el pueblo podrás probar una tarta en las salas de té y jardines An Fear Gorta, que parecen sacados de Alicia en el país de las maravillas y son toda una delicia.

Acantilados de Moher

Extendiéndose hacia la bruma por la costa de Irlanda estos acantilados  son de una belleza inverosímil. Las olas rompen abajo, arriba se arremolinan las aves marinas y los senderos serpentean al borde del acantilado con oportunidades para tomar fotos en todo el camino. Si deseas explorar más de cerca, reserva algún tour para visitantes de los acantilados de Moher a fin de tener un acceso garantizado. O recorre a pie la increíble ruta de los acantilados (8 km) desde Doolin.

irl sur The-Burren_Small.jpg
irl sur acantilados de Moher2.jpg

La torre al final del mundo

Yendo a  la isla Valentia que forma parte del Anillo de Kerry y continuando  por los sinuosos senderos de los acantilados verticales hacia el océano llegarás a la Torre de Bray Head. Construída durante la guerra napoleónica, la torre se volvió a utilizar durante la Segunda Guerra Mundial y es donde verás la palabra "ÉIRE" deletreada con piedras: una señal para que los pilotos supieran que estaban en la costa de Irlanda. Desde allí podrás avistar  las impertérritas islas Skellig, e incluso puede que veas pasar alguna ballena bajo el agua.

irl sur torre brad head.jpg

Cúspide de dos Anillos

A orillas de la bahía, el paraíso de tranquilidad que es Kenmare está encaramado entre el Anillo de Kerry y el Anillo de Beara. Famoso como destino gastronómico por el mercado agrícola de los miércoles donde podrás probar los magníficos productos artesanales. La historia del pueblo está repleta de elegancia, ya que la principal industria que creó riqueza fue la producción de encaje: entre los dueños de piezas de encaje de Kenmare se encuentran la reina Isabel II y el Papa. Pero la verdadera joya de esta zona está justo a las afueras de Kenmare, el Parque Nacional de Killarney donde podrás ver  al majestuoso ciervo rojo.

irl sur Kenmare.jpg

Sheep's Head

Es la más pequeña de las cinco penínsulas de una vegetación exuberante, abundante fauna salvaje y diminutos pueblos enclavados a lo largo de la costa. En Ahakista, donde el bosque se encuentra con el mar, podrás disfrutar  la Galería Heron y Café admirando la vibrante obra artística de Annabel Langrish. Caminando por la ruta circular Sheep's Head Way Looped Walk de 150 km de largo y recorriendo solo  un corto tramo  podrás disfrutar las impresionantes vistas del océano a ambos lados de Seefin Ridge.

irl sur SheepsHeadPeninsulaSmall.jpg

Gastronomia Irlandesa (Sur y Norte)

Sus ingredientes principales  son: carne, patatas, repollo, cebolla, cerdo, salmón y bacalao.

Irish Stew: el estofado de carne más famoso de Irlanda. Se hace con patatas, ternera, zanahorias, cebolla, cerveza, caldo vegetal, tomates, laurel, harina, sal, pimienta y aceite.

 

Chowder seafood:  sopa de marisco elaborada con salmón, una mezcla de mariscos y patatas.

Salmón:   filete de salmón al vapor con guarnición y una salsa específica de la casa, acompañado también por puré de patatas y limón.

 

Rhubarb Crumble:   es un tallo comestible de color rojizo que se hace en almíbar. Lleva también manzana y se sirve con helado de vainilla. La costra superior está elaborada con harina, la famosa mantequilla irlandesa, azúcar y canela.

 

Tarta de chocolate al whisky:  pastel de chocolate bañado en whisky, postre típico de Irlanda. 

 

Soup of the day:  crema de verdura del día hecha cada vez con distintas verduras. No lleva leche, ni nata, el espesor le viene de la patata.

 

Whisky chicken and leeck pie:  guiso acompañado con hojaldre tiene pollo al whiskey irlandés, patatas y verduras. Lo sirven también con guarnición.

 

Bacon and cabbage:  bacon cocido o tocino ahumado acompañado de una salsa blanca hecha con harina, mantequilla y leche más unas verduras con puré de patata.

 

Fish and chips: plato de pescado con papas fritas. Aunque es más británico que irlandés, se ha tomado como plato popular. Normalmente es merluza con un crujiente rebozado y acompañado de patatas.

 

Guinness Irish Stew: estofado de carne a la Guinness. Elaborado con carne, verduras, patatas y salsa hecha con cerveza Guinness. Acompañado también con guarnición y patatas cocidas.

 

Roast beef: Se trata de carne asada (cerdo o ternera normalmente) servida con pudin de Yorkshire, patatas y verduras.

com%20Chowder_seafood_edited.png
com%20Stew_Estofado_714_edited.jpg
com%20_Irish-stew-de-ternera-y-guiness_e